Es posible usar paneles solares y desconectar de la red eléctrica, pero son necesarias baterías para la noche y un generador de respaldo. Lo vemos en detalle en este artículo.

A las instalaciones fotovoltaicas que no están conectadas a la red eléctrica se les llama aisladas. La otra opción, que es la más común, se le llama de autoconsumo. Vemos las diferencias:

Instalación fotovoltaica de autoconsumo

Instalaciones de placas solares para autoconsumo que se encuentran conectadas con el interior de una red de consumo, pero también con la red de transporte eléctrico o distribución generalista. De esta manera no dejas de tener un vínculo con la red eléctrica, pero sólo la usas en caso de que te quedes sin suministro de la red autónoma. En este tipo de instalación se puede emplear o no el uso de baterías.

Si no usamos baterías, necesitamos la red eléctrica para las noches. Pero si tenemos baterías, usamos la energía que almacenan por las noches, de modo que sólo necesitamos recurrir a la red eléctrica cuando tengamos picos de consumo que excedan la capacidad de las baterías.

Instalación fotovoltaica aislada

Las instalaciones aisladas tienen el mismo funcionamiento base que las de autoconsumo, pero en este caso no cuentan con una conexión eléctrica física con la red de transporte eléctrico o distribución general.

Al no contar con el apoyo de la red eléctrica, el almacenamiento de energía con baterías es imprescindible en este tipo de instalaciones solares fotovoltaicas, con el fin de garantizar un suministro eléctrico durante las 24 horas.

Aún teniendo baterías, puntualmente podemos tener picos de consumo que excedan la capacidad de estas, por lo que es recomendable contar con un generador de respaldo. También puede ser útil por si tenemos una avería o cualquier incidencia que pueda afectar a nuestra instalación.

usar paneles solares y desconectar de la red eléctrica

¿Cómo funciona una instalación solar aislada?

En primer lugar, los paneles fotovoltaicos generan energía en forma de corriente continua durante las horas de radiación solar.

Esta energía pasa al regulador de carga. Si existe consumo eléctrico en el momento, se dirige al inversor solar que es el encargado de transformar la corriente continua en alterna para que podamos utilizarla.

Por otro lado, si no estamos consumiendo energía (o si ese consumo es menor al que recogen las placas solares), esta energía pasa a las baterías o acumuladores, para que la podamos utilizar en otro momento.

¿Se puede tener una instalación de placas solares aislada sin darnos de alta en la red eléctrica?

Las respuesta es sí.

  • Una instalación solar fotovoltaica aislada es muy útil en los casos en los que no tenemos una red eléctrica estable cerca. Nos proporciona electricidad de forma constante incluso en los momentos en los que no hay sol, gracias a las baterías.
  • Si pensamos a pequeña escala es indiscutible su utilidad. Un panel fotovoltaico de pequeña superficie con una batería de poca capacidad tiene muy poco coste y no necesita mantenimiento. La mejor opción para necesidades básicas.
  • Para consumos energéticos considerables está a la altura de otros sistemas de generación como los grupos electrógenos. Además, frente a estos tiene la ventaja de que no es necesario combustible, pues a diferencia de la gasolina, el sol llega a nosotros de forma natural.

¿Qué hay que tener en cuenta para tener una instalación aislada?

  • Que no estas conectado a la red NUNCA.
  • Que necesitarás más baterías que una instalación de autoconsumo.
  • Que deberías tener un generador de respaldo.
  • Que ha diferencia del autoconsumo, ahora sí eres totalmente autosuficiente y no pagarás ni la potencia contratada: es decir, cero contaminación, 0€ a las eléctricas….

Si quieres usar paneles solares y desconectar de la red eléctrica, es importante prever bien el consumo que se va a generar para tener las placas solares y baterías necesarias. En el caso de las instalaciones aisladas, esta estimación es aún más importante, para evitar en lo posible recurrir al generador de respaldo. Para evaluar al detalle el equipo necesario para una instalación de este tipo, la mejor opción es realizar con nuestros técnicos un estudio personalizado del caso. Puedes solicitarlo aquí, es gratuito y sin compromiso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad