¿Te has preguntado si es posible tener un coche eléctrico capaz de autorecargarse? Todo apunta a que en el 2024 podríamos empezar a ver los primeros coches eléctricos solares en masa.

Durante muchos años, poner a la venta coches eléctricos solares que se puedan autorecargar ha sido un objetivo de varios fabricantes de coche. Aunque parezca imposible para algunos, la empresa holandesa Lightyear no solo cree que es posible, sino que ha empezado a planificar la producción en masa de estos coches solares.

Así lo indica el director ejecutivo de Lightyear, Lex Hoefsloot. Ha confirmado los planes para comenzar las entregas en 2024 y también ha proyectado la ampliación de la familia del Lightyear One con más propuestas y una producción en cadena de estos coches solares.

Coche solar

¿Es viable un coche eléctrico solar?

Si entendemos como coche solar un coche que únicamente funciona con energía del sol, la respuesta es que, de momento, no lo es. El sol no ilumina con la potencia suficiente como para que la energía que cae sobre la carrocería del coche pueda permitirle moverle.

Sin embargo, lo que se pretende es exprimir la energía del sol al máximo posible para mejorar la eficiencia, reducir el consumo y aumentar la autonomía de un coche eléctrico.

Según Hoefsloot, la empresa trabaja para expandir su negocio con nuevos coches eléctricos y solares después del One. Estos serán mucho más económicos y diseñados para ser usados en el día a día.

Queremos avanzar en modelos para una producción en cadena entre los años 2024 y 2025. Todo para conseguir una movilidad limpia, pero al alcance de todos.»

Lex Hoefsloot -Director ejecutivo holandés

De momento, el Lightyear One costará en torno a los Є150,000.

Los coches eléctricos solares cuentan con mayor nivel de eficiencia

Los coches eléctricos solares cuentan con un mayor nivel de eficiencia. Esto se debe gracias a su diseño aerodinámico y el apoyo de su instalación fotovoltaica, contando con mayor autonomía que modelos actuales. Además, se podrá optar por modelos con baterías más pequeñas pero con una autonomía similar a la de los modelos eléctricos actuales.

¿Cuántos vatios recibirá? Calculando que la Tierra recibe unos 89.000 teravatios (89.000.000.000.000.000 vatios) de energía del sol, sobre los 10 metros cuadrados que representan la huella de un coche grande, en el mejor de los casos, recibiría 10.000 vatios.

De estos luego, debido a los límites de las placas solares, se podrían aprovechar alrededor de 4.500 vatios. El Lightyear One ya parece capaz de absorber hasta 1.259 vatios lo que lo convierte en un coche extremadamente eficiente. El consumo medio homologado se sutiua en 8,3 kWh/100 km. Esta es solamente la tercera parte correspondiente a un coche eléctrico actual, como por ejemplo, el Audi e-tron Quattro o el Tesla Model S.

Cuando se combina un consumo muy bajo con los 1.250 vatios de potencia pico, se puede conseguir cierta autonomía diaria gratuita. Esto viene acompañado de emisiones de CO2 y contaminantes muy bajas.

Las alternativas a los coches de combustión

Avanzar hacia lo verde va pillando más rodaje en España, y cada vez son más las empresas que se apuntan a medidas sostenibles en el sector automovilístico. Con todas las energías alternativas, además de que cada vez la gasolina está más cara, hay menos motivos por los que comprarse coches de combustión.

Si planeas tener tu propio coche, puede que optes por un coche híbrido, un coche híbrido enchufable o un coche eléctrico.

El coche híbrido enchufable

El híbrido enchufable, o Plug-in Hybrid Electric Vehicle (PHEV) es un tipo de coche híbrido que cuenta con un motor de combustión interna y un motor eléctrico. A diferencia de un híbrido convencional, ambos propulsores pueden mover el coche por sí mismos, y la parte eléctrica dispone de una batería pequeña para una autonomía de al menos 50 kilómetros para recorridos urbanos.

Para recargar la batería, se puede hacer mediante el motor de combustión o con el sistema tradicional de enchufado a la red eléctrica. En cualquier caso, el conductor elige cómo usarlo y puede combinar ambas tecnologías.

Coche eléctrico

El coche eléctrico cuenta únicamente con las baterías como fuente de energía, dependiendo de ellas. Su autonomía es de unos 200 a 600 km y no emite gases ni partículas contaminantes o ruido. En cuanto a su coste, los coches eléctricos no cuentan con un mantenimiento muy costoso ya que no necesita de líquidos como aceites y refrigerantes, y dependerá del coste de la luz.

Artículo relacionado: El precio de la luz se triplica desde el 2020.

¿Y el coche híbrido?

En el caso de un coche híbrido, seguirá emitiendo gases y partículas contaminantes y consume menos que el híbrido enchufable cuando se usa el motor térmico para moverse y cargar la batería. Además. no requiere de un punto de recarga diario como en el caso del coche híbrido enchufable.

cargar tu coche eléctrico será mas barato

¿Cómo es mejor cargar los coches eléctricos solares?

Si en el futuro te gustaría tener un coche eléctrico solar o incluso un coche eléctrico convencional, y estás conectado a la Red Eléctrica, durante las horas valle podrás cargar la batería del coche de forma más barata. Además, si ya generas energía renovable, pagarás menos, ya que al darle más peso a la parte variable, el ahorro que obtienes si generas energía se notará aún más.

¡En Estudio Termosolar te animamos a que preguntes sin compromiso tu presupuesto para tu instalación fotovoltaica!

Si quieres más información, o conocer el período exacto de amortización de una instalación solar para tu caso, contacta con nosotros, y prepararemos un plan de ahorro energético para tu caso sin compromiso, analizando tu consumo y la ubicación de tu vivienda para que puedas saber exactamente cuánto puedes ahorrar con renovables, y otras medidas de ahorro que puedes aplicar ya mismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad