El mantenimiento de las placas solares es importante para asegurar que funcionan a lo largo de los años y que no se producen errores. Se conoce como mantenimiento a aquellas actividades que se llevan a cabo con el fin de preservar un objeto. En el caso de las instalaciones fotovoltaicas, se requiere de una buena atención para garantizar su buen funcionamiento.

mantenimiento de placas solares

En el caso de la energía fotovoltaica existen distintos factores para garantizar un funcionamiento ideal. Por ejemplo, afecta el clima de la zona, ya que en zonas con cielos despejados, como suele ser el caso de los cielos canarios, las instalaciones tendrán un mejor rendimiento.

Por el contrario, las instalaciones que se encuentren en zonas costeras pueden acumular salitre y la humedad puede afectar a los inversores. También, la calima que se deposita en los paneles puede afectar a las instalaciones, reduciendo la efectividad de las placas si acumulan mucho polvo.

Es necesario recordar que, por ley, el propietario tiene la obligación de llevar a cabo un mantenimiento general de la instalación. Por esto creemos que es importante mencionar los distintos tipos de mantenimiento de placas solares.

¿Qué tipos de mantenimiento de placas existen?

Podemos destacar tres tipos de mantenimientos: correctivo, preventivo y predictivo.

Un mantenimiento correctivo se lleva a cabo cuando una parte de la instalación falla. Después de haber detectado una avería, se intenta restablecer el correcto funcionamiento del sistema lo antes posible. Desde Estudio Termosolar detectamos problemas en nuestras instalaciones fotovoltaicas antes que nuestros clientes. ¡De esta forma podemos solucionar el problema lo antes posible!

En cuanto al mantenimiento preventivo, intenta anteponerse a las posibles averías que se puedan ocasionar en la instalación. De este modo aumenta la vida útil de los paneles, se ahorran costes de reparaciones y se detectan los puntos más vulnerables de la instalación.

El mantenimiento predictivo requiere de sensores que avisan cuando algún elemento de la instalación no funciona correctamente. Estos avisos ayudan a tomar decisiones antes de un fallo inminente, y de tal forma evita una rotura completa de la instalación. Este es el caso de Estudio Termosolar, que con sensores podemos detectar fallos en la instalación, y actuar antes de que la avería pueda pasar a mayores.

Te recordamos: Hay plazo abierto de subvenciones en Gran Canaria. Infórmate aquí.

yudas para instalar energía solar en viviendas y empresas de Gran Canaria

El mantenimiento de una instalación fotovoltaica

Las plantas fotovoltaicas se dedican a transformar la energía solar en una corriente alterna para un consumo estándar. Tienen diferentes partes que requieren de un mantenimiento específico para garantizar su buen estado.

Paneles fotovoltaicos

Son una parte fundamental de la instalación ya que son los encargados de recolectar la energía solar. Al ser parte de la instalación que se encuentra en el exterior, puede acumular suciedad y dañarse por condiciones meteorológicas.

Para efectuar un buen mantenimiento de placas fotovoltaicas, es necesario realizar una limpieza regular de estas. Cuando la suciedad se acumula en los paneles, la captación solar se reduce un porcentaje importante. Esto es porque el polvo reduce el área útil de las células fotovoltaicas.

En Canarias, la limpieza debe ser regular después de un periodo de calima. Para ello, se puede usar un paño de fibras y agua. Anualmente, la empresa que instaló los paneles efectuará una limpieza de las placas fotovoltaicas.

Además de limpiar los paneles, se puede inspeccionar visualmente el estado de estos. De esta forma se controla si se advierte alguna rotura o un defecto. El personal cualificado que acude anualmente a inspeccionar los paneles aprovechará también para comprobar que la temperatura de la superficie del panel no excede la temperatura que dice el fabricante.

Por último, la empresa instaladora verificará los siguientes puntos en los paneles:

  • Voltaje del string.
  • Ausencia de sulfatos en las conexiones.
  • Ausencia de oxidaciones en los circuitos.
  • Comprobar el estado del cableado expuesto y sus terminales.
  • Comprobar las cajas estancas de conexiones, el estado de prensa estopas y sustituirlo si fuera necesario.
  • Apretar los terminales de la puesta a tierra de los paneles y la conexión que va desde las placas hasta la estructura.
  • Medir la resistencia de la toma de tierra.
  • Medir la temperatura de las conexiones.

No todas las empresas instaladoras se esmeran igual en los mantenimientos. Si tienes dudas al respecto, pregunta que cubre exactamente su mantenimiento. Un mantenimiento adecuado puede alargar la vida útil de la instalación muchos años.

Estructuras: imprescindibles para el mantenimiento de la instalación

Para realizar un correcto mantenimiento de la instalación, también hay que fijarse en las estructuras. Estas son los elementos que sostienen los paneles fotovoltaicos. El cliente tiene que revisar el estado de la estructura en la medida de lo posible, y si fuera necesario, avisar a la empresa instaladora.

Por otro lado, la empresa que ha realizado la instalación mirará anualmente que todos los elementos están bien apretados. También, que no haya corrosión en ninguna parte y que el anclaje de la estructura no se haya debilitado.

De haber anomalías en la estructura, se sustituirá esa parte de manera inmediata. Esto se debe realizar en el menor tiempo posible para evitar accidentes.

¿Te interesaría instalar un panel solar? Te decimos en detalle cuanto te ahorrarías usando energía ecológica.

Inversores

Los inversores se encargan de modular la señal continua que entra a través de las placas fotovoltaicas. Las convierten en una señal sinusoidal de frecuencia normalmente 50hz. Al tratarse de un elemento interno delicado, hay que tener cuidado con la temperatura.

En épocas de mucho calor el cliente deberá tocar el inversor para comprobar que la temperatura no es más alta de lo normal. En cuanto a la empresa instaladora, en su inspección anual mirará los datos y las conexiones de la corriente alterna y la corriente continua y limpiará el disipador de calor si hiciera falta.

Baterías: importantes en el mantenimiento de placas fotovoltaicas

Diferenciamos dos tipos de baterías: las estacionarias y las baterías de litio. Las primeras tienen un mantenimiento mayor y los clientes deberán revisar diariamente que no hay ninguna alarma por sobrecalentamiento. Si por algún supuesto la hubiera, deberá avisar de inmediato a la empresa instaladora.

En la revisión anual se inspeccionará el nivel de ácido de la batería, se apretarán los bornes de cada una de las tuercas, se untará de vaselina los bornes de las baterías para que no se sulfaten, se revisará el cableado de los vasos del acumulador y comprobarán el cableado que va de las baterías al inversor.

En el caso de las baterías de litio, su mantenimiento es inferior. Si se detectase algún problema con la batería, se acudirá para restablecer el servicio. El cliente solo necesita asegurar que el armario de baterías está bien ventilado en todo momento y la empresa instaladora actualizará si hiciera falta el software de las baterías y comprobará el cableado.

Ver checklist de elementos a verificar en el mantenimiento de una instalación fotovoltáica.


El mantenimiento de las placas solares se puede hacer manualmente, en especial limpiarlas de polvo, que es uno de los factores que a corto plazo más reducen su efectividad. Pero es conveniente revisar toda la instalación al menos una vez al año, y esto es labor de profesionales. Uno de los motivos por el que nos eligen es por la minuciosidad de nuestro mantenimiento, y por el control en remoto que hacemos de todas nuestras instalaciones. Si quieres tener una instalación fotovoltáica que dure muchos años en condiciones óptimas, no lo dudes, llámanos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad