El 17 de junio celebramos el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. Se trata de un día importante ya que se centra en transformar las tierras degradadas en tierras sanas para su posterior cultivo o aprovechamiento. El título que le ha puesto las Naciones Unidas: Restauración. Tierras. Recuperación.

Pero, ¿Qué conseguimos celebrando este día? Para empezar, generar consciencia sobre las zonas que sufren de sequía e incentivar iniciativas para tratar con este problema. Y es que la degradación de las tierras empeora el bienestar de hasta 3.200 millones de personas en el mundo al ser un principal impulsor de enfermedades infecciosas emergentes en humanos.

sequía de la tierra

Restauración. Tierras. Recuperación.

Restaurando las tierras degradadas se contribuye a una mayor resiliencia económica. Esto quiere decir que se crean más trabajos, aumentan los ingresos y hay una mayor seguridad alimentaria. Todo esto ayuda a recuperar la biodiversidad y capturar el carbono atmosférico que calienta la Tierra a la vez que se disminuye el efecto del cambio climático.

Además, de esta forma se favorece una recuperación verde tras la pandemia de la COVID-19, ya que restaurar los paisajes naturales crea una barrera natural contra las zoonosis. Y es que restaurar las tierras es importante no solo por sus beneficios sociales, económicos y sanitarios sino por su efecto medioambiental.

Te interesará leer: nuestro artículo sobre el Día Mundial del Medioambiente y su importancia.

suelo seco

La creciente demanda de alimentos acentúa la desertificación

En torno a los tres cuartos de la Tierra, que no está cubierta de hielo, ha sido alterada por los humanos para satisfacer la creciente demanda de alimentos. Es fundamental que intentemos evitar, ralentizar y revertir la pérdida de tierra productiva y de ecosistemas naturales, ya que estos son esenciales para recuperarnos antes de la pandemia.

Garantizar la supervivencia de los humanos y del planeta a largo plazo se ha convertido en uno de los compromisos actuales de los países del mundo, y con el comienzo del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas, se restaurarán cerca de 800 millones de hectáreas (un área de la superficie de China) a lo largo de los próximos 10 años.

España a la cabeza de los países desarrollados

De los países desarrollados que se ven afectados por la desertificación, España se encuentra a la cabeza. Uno de los principales factores ha sido la erosión o la pérdida de suelo fértil. Y es que, 42% del territorio español está sometido a procesos de erosión que supera los límites tolerables, y el 12% a erosión muy severa. Esto supone en su conjunto una pérdida total anual de 1.156 millones de toneladas.

Por el lado bueno, la tasa de formación de suelo varía entre 2 y 12 toneladas por hectárea y año. Esto implica que el problema es reparable. ¿Cuáles son los principales factores de la desertificación en España? La explotación insostenible de recursos hídricos. Estos causan daños ambientales severos, incluyendo la contaminación química, la salinización y el agotamiento de los acuíferos.

Los incendios forestales que sufrimos también afectan a la pérdida de la cubierta vegetal, y agravan el problema. Además, sobre todo en las Islas Canarias, concentrar la actividad económica en las zonas costeras debido al turismo de masas empeora también la explotación de recursos.

Un cambio hacia un modelo sostenible

La economía sostenible no es cosa del futuro y es un modelo que tenemos que incorporar lo antes posible. Como objetivo número 15 en el de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, las Naciones Unidas plantean mejorar la vida de ecosistemas terrestres.

Para ello es necesario que nos readaptemos y nos reconstruyamos mejor: creando una base científica más sólida y con políticas que contribuyan a un mundo más sano con inversiones verdes.

Una de las inversiones verdes más rentables es la instalación de paneles solares. Las placas fotovoltaicas generan generan electricidad para tu vivienda de manera sostenible a la vez que suponen una inversión que se recupera al cabo de unos cuantos años. Los usuarios al cabo de unos años generan beneficios netos y se libran del gasto de la factura de la luz. Con las subvenciones abiertas en Gran Canaria todo este año y la reducción del IRPF hasta el 60% se trata de una inversión interesante.

Celebrando el Día de la Desertificación

Celebrar el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía es, por tanto, importante para que tomemos conciencia de lo que podemos hacer para mejorar la situación. La Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), propone distintas actividades en su web.

Además, a nivel nacional o local distintas organizaciones crean talleres. Estos crean una buena base para entender mejor el problema y empezar a tomar otras acciones como el reciclaje, la reutilización y reducción de recursos.

Si todos entendemos mejor lo que podemos hacer para un consumo más sostenible no solo mejoramos la economía de nuestro país y habitantes sino que mejoramos el medioambiente y contribuimos a ralentizar el cambio climático.

Si quieres más información, o conocer el período exacto de amortización en tu caso, contacta con nosotros, y haremos un estudio personalizado y sin compromiso, analizando tu consumo y la ubicación de tu vivienda para que saques el máximo partido de tu instalación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad