El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) analiza los progresos realizados para mantener el calentamiento global por debajo de 2ºC.

Organizadores medioambientales depositaron grandes esperanzas en 2021, ya que se esperaba ser un año de avances en la que los países ejecutarían sus políticas en concordancia al acuerdo climático de París, mejorando el panorama mundial de cara a afrontar el cambio climático en 2022.

Sin embargo, el resultado resultó ser diferente. A pesar de que los países formaron coaliciones para asumir compromisos, en gran parte no consiguieron hacer frente a la crisis climática, incumpliendo promesas como la movilización de una financiación adecuada para el clima en países de ingresos bajos. 

Además, la intensificación del impacto medioambiental ha perjudicado a comunidades de todo el mundo, a la vez que los gases de efecto invernadero alcanzaron nuevamente niveles anteriores a la pandemia. ¿Cómo deberíamos reaccionar este año para mitigar el avance del catástrofe medioambiental esperado para las próximas décadas?

Te puede interesar: El precio de la luz se triplica desde 2020

aires acondicionados

Reduciendo las emisiones de gas de efecto invernadero

Desde un punto de vista científico, si los países dejasen de emitir gases de efecto invernadero a la atmósfera se podría resolver la crisis climática. Sin embargo, por razones políticas y económicas los países no se han tomado este objetivo en serio. 

Según el Climate Action Tracker, a este paso el mundo se calentará más de 2,7 grados a finales del siglo. En el marco del acuerdo climático de París, los países han establecido reducciones de emisiones a través de un proceso denominado contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN). 

Este año, los países deberán mejorar sus CDNs y transformar sus economías en concordancia con este objetivo. Como individuos para contribuir a esto podemos ser más conscientes del impacto que causan las emisiones de CO2, consumir una dieta con una huella de carbono baja, reducir el uso del coche privado o cambiar a un coche eléctrico o consumir energía renovable entre otras opciones. 

Acabando con las subvenciones a los combustibles fósiles

La producción de combustibles fósiles recibe 5 mil millones de euros subvencionados cada año. Esta cantidad supera el PIB de todos los países salvo el de Estados Unidos y China. El Fondo Monetario Internacional quiere poner fin a estas subvenciones, ya que, según ellos, tendría un impacto inmediato en las emisiones de efecto invernadero. 

Además, si se fijase el precio exacto para los combustibles fósiles, considerando su coste de producción e impacto social, se considera que se reducirían las emisiones en un tercio. El Fondo Monetario Internacional quiere destinar este dinero a energías renovables y otros sectores de la economía para ayudar con los esfuerzos en sostenibilidad. 

A esto añadimos que la Agencia Internacional de la Energía informó de que no se deberían aprobar nuevos proyectos de combustibles fósiles si queremos mantenernos en el rango de 1,5ºC. Esto no significa que toda la producción de combustibles fósiles se detenga inmediatamente, sino que los existentes se usarían para abastecer la demanda mundial durante las próximas décadas. 

paneles solares  instalados por estudio termosolar

La financiación hacia alternativas sostenibles

Se podría argumentar que la crisis climática es una injusticia global. Los países menos responsables del calentamiento global pagan la pérdida de biodiversidad igual que los más contaminantes. Mientras, los que más contaminan no son capaces de ajustar su economía hacia una más sostenible.

Para tratar el cambio climático en 2022 es necesario comprometerse a una financiación climática. En 2009, los países de renta alta prometieron aportar 100.000 millones de dólares anuales a la financiación climática con el fin de ayudar a los países de renta baja a adaptarse al cambio climático. Sin embargo, de momento no se ha cumplido este compromiso.

«La crisis climática es una injusticia global«

A esto hay que añadir que, además de cumplir el compromiso original, es necesario garantizar también que los países se pueden adaptar al cambio climático y a transformar su economía. Esta financiación debe venir en forma de subvenciones, ya que de hacerlo como préstamos solo agravaría el desequilibrio entre países.

También es necesario que, a medida que se subvencionan menos proyectos de combustibles fósiles, deberán subvencionarse más proyectos sostenibles. Animar a la población a adoptar energías renovables en sus hogares es importante. De este modo, se fomenta un cambio de mentalidad en la población, que debe hacer oir su opinión para exigir cambios a los políticos.

En España se están realizando esfuerzos en este sentido y se están reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, pero es necesario aún más reducción:

¿Cómo pueden los individuos afrontar el cambio climático en 2022?

Puede parecer en un primer lugar que adoptar una actitud sostenible no servirá de mucho si eres un individuo. ¿De qué sirve reducir tu huella de carbono si nadie más lo hace? Sin embargo, si poco a poco vamos forjando opiniones entre nosotros, cambiaremos hacia una mentalidad más consciente.

Así lo cree Greta Thunberg, la joven activista medioambiental.

«La cuestión es crear una opinión. Al dejar de volar, no solo reduces tu propia huella de carbono, sino que también envías una señal a otras personas a tu alrededor de que la crisis climática es algo real y eso ayuda a impulsar un movimiento político.»

-Greta Thunberg

Cuando se trata del cambio climático, el problema es que no recibimos las señales adecuadas de amigos y familiares o del gobierno y las empresas.

Sin embargo, las estadísticas demuestran que cada vez las personas estamos más preocupadas por la crisis climática. El sondeo de Reuters descubrió que el 69% de los estadounidenses querían que el gobierno tomara medidas «agresivas» para combatir el cambio climático. Y estamos hablando de uno de los países que más contaminan.

Te puede interesar: ¿Cómo es vivir con paneles solares?

Como individuos, debemos responsabilizarnos de nuestras propias decisiones. Aunque se trate de una transición lenta, cualquier intento es mejor que ninguno. Desde caminar o ir en bici en vez de coger el coche, consumir alimentos de kilometro cero o instalar paneles solares en tu hogar. Con pequeñas acciones podemos contribuir a solventar el cambio climático desde ahora mismo. Cualquier cambio en nuestros hábitos, no sólo contribuye, sino que puede ayudar a que los demás tomen también conciencia.

Para saber más: Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)

Si quieres más información, o conocer el período exacto de amortización de una instalación solar para tu caso, contacta con nosotros, y prepararemos un plan de ahorro energético para tu caso sin compromiso, analizando tu consumo y la ubicación de tu vivienda para que puedas saber exactamente cuánto puedes ahorrar con renovables, y otras medidas de ahorro que puedes aplicar ya mismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad