Cada año alrededor de estas fechas a nivel mundial utilizamos todos los recursos naturales que deberíamos tener hasta final de año.

Esto implica a la huella ecológica, el índice del impacto que tenemos sobre nuestro planeta. En este artículo, explicaremos muy brevemente de qué se trata la huella ecológica y la biocapacidad, cómo se calcula y cómo ha ido evolucionando a lo largo de los años.

Evolución de la huella ecológica vs la boicapacidad a nivel mundial
Evolución de la huella ecológica vs la biocapacidad a nivel mundial. Fuente: Footprintnetwork

Los recursos naturales son aprovechados por el ser humano

Estos son componentes de la naturaleza que son aprovechados por el ser humano. Incluyen el paisaje natural, las aguas superficiales o subterráneas, el suelo y los recursos energéticos entre otros tantos. Estos recursos naturales aportan bienes y servicios vitales para nuestro desarrollo económico y social, por lo que se pueden denominar bienes y servicios ecosistémicos.

Ahora, cuando se degradan los ecosistemas naturales, las alternativas resultan muy costosas. Es por esto que la ciudadanía de todos los países deben conocer el valor económico y social de los bienes y servicios ecosistémicos. Esto previene la pérdida de los ecosistemas y recursos naturales.

Si invertimos en capital natural para proveer de bienestar social, conseguimos un ahorro económico a largo plazo. Las tendencias globales actuales se traducen en un aprovechamiento de los recursos naturales insostenibles en el tiempo. Esto, unido al impacto del cambio climático, nos obliga a gestionar la demanda de recursos naturales para disminuir el deterioro medioambiental.

que es la huella ecologica

¿Qué es la Huella Ecológica?

La Huella Ecológica se trata de un índice de impacto que analiza nuestra actividad sobre el planeta. Se puede definir la Huella Ecológica como la cantidad de superficie terrestre y cantidad de agua que son necesarias para cubrir y satisfacer nuestras necesidades y para reciclar el CO2 que producimos. Viene muy relacionada con la huella de carbono, la cual es imprescindible reducir.

Sin embargo, analizar la Huella Ecológica por si sola no analiza todo el impacto. Por ejemplo no se analiza conceptos como al contaminación (salvo la del CO2), ni la perdida de hábitats. Es por esto que es necesario tener suficientes servicios ecosistémicos de soporte, regulación y de culturales.

A pesar de no analizar esto, es una herramienta útil que nos ayuda a conocer lo que necesitamos siguiendo unos criterios. Junto a la biocapacidad, son herramientas que nos permiten saber si estamos repercutiendo negativamente o no al medioambiente.

impacto medioambiente

¿Cómo podemos calcular la Huella Ecológica?

Según la World Wildlife Fund (WWF), la huella ecológica tiene 6 distintos componentes que se suman y dan con la huella total. Podemos incluir:

  1. La huella de las tierras de cultivo: estas son las que se usan para producir alimentos y fibra que se emplean en el consumo humano. También, puede incluir el alimento del ganado, los cultivos oleaginosos o el caucho.
  2. La huella de las tierras de pastoreo: los pastizales que crían ganado con el fin de producir carne o alimentos lácteos. Se incluyen también los que se crían para sacar cuero y artículos de lana.
  3. La huella en las zonas de pesca: incluye los ecosistemas de aguas marinas o continentales. Generan la producción primaria anual (fitoplancton) y sostiene las capturas de peces y acuicultura.
  4. La huella forestal: Los bosques que son demandados para suministrar combustible o productos de madera.
  5. La huella del suelo urbanizado: Son las áreas productivas que permitan levantar infraestructuras de transporte, hospitales, viviendas, naves industriales…
  6. La huella de carbono: La cantidad de bosque necesaria para compensar nuestra generación de carbono. En este caso, se excluye la cantidad que absorbe el océano.

La biocapacidad y su impacto

En cuanto a la biocapacidad, se trata de un índice que nos permite comparar con la huella ecológica. Mide la cantidad de recursos que nos ofrece la naturaleza, y aunque no analiza todo ya que usa los mismos componentes que la huella ecológica, nos permite comparar lo que gastamos y lo que la naturaleza nos ofrece.

Se calcula usando 5 categorías: las tierras de pastoreo, los campos de pastoreo, las zonas de pesca, los bosques y la tierra urbanizada. Los índices se miden en hectáreas globales. Esto sucede también con el cálculo de la huella ecológica, lo que permite que se pueda comparar entre ambas herramientas.

La evolución de la Huella Ecológica

Como sabemos calcular la biocapacidad global y la Huella Ecológica, es posible saber cuantos recursos hemos consumido este año. Si restamos a la Huella Ecológica la Biocapacidad, sabremos nuestro consumo, ya que la huella es superior a la biocapacidad.

Actualmente, a nivel mundial tenemos una Huella Ecológica de 1.6 veces superior a la biocapacidad de la Tierra. Esta es mucho mayor en algunos países que en otros: entre los que más consumen se encuentran China, los Estados Unidos e India. Los que mayor Huella Ecológica tienen por cápita son Luxemburgo, Austria y los Estados Unidos.

Y, ¿qué es de España? Pues en nuestro país es necesaria una superficie el triple de grande para satisfacer nuestra demanda. Tenemos una Huella Ecológica tres veces superior a nuestra biocapacidad. ¿Qué podemos hacer para mejorarla?

Reciclar, reutilizar y reducir. Cambiar el coche por el transporte público o, cuando sea posible, usar la bici o caminar. En caso de necesitar un coche, considerar uno que gaste menos, como los coches híbridos o eléctricos. Por último, en las casas, apostar por las energías renovables, como las instalaciones fotovoltaicas.

Descubre cómo Estudio Termosolar te puede ayudar con tu primera instalación fotovoltaica aquí.

Si quieres más información, o conocer el período exacto de amortización en tu caso, contacta con nosotros, y haremos un plan de acción de ahorro energético, analizando tu consumo para maximizar el ahorro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad